Perdonen pero dudo...
Tres economistas en un despacho.
Leemos la prensa especializada. Nos partimos de la risa.
Señores, esto es muy serio.Les digo.
De veras.