Gentry "Poorletarian" and Mod
A los chicos mods les gustaba agruparse frente al bar de Jimmy, aquel muchacho esquelético que llegó sangrando una mañana de domingo al kiosko de prensa donde yo un día más recogía los fascículos de Historia 16 para mi padre.
Las lambrettas y las vespas 75 tomaban las aceras felices de los vecinos felices que apuraban una cerveza y un tiempo de antes y observaban la crisis que anunciaba la hermosa puesta de sol de sus vidas.Los estragos de la reconversión industrial iban creando ciertas economías de escala en la desesperación.El barrio se dejaba influenciar agónicamente y cualquier rincón donde pudiéramos sentarnos y hablar de de música y libros se convertía en una especie de unidad de respiro social de la que yo, especialmente yo, no quería salir nunca.
En mi casa pronto mi padre se quedaría sin trabajo.Como el padre de Pilar, como el de Andrés como el de Jimmy que montó el bar, como el de Miguel que quedó postrado en la cama tras caer desde un andamio como tantos... El día que tú me dijiste que te encantaba mi corte de pelo y yo te contesté que a mi tu Fred Perry azul el mundo se troqueló y salieron fábricas y restaurantes y obreros de colorines siguiendo a un señor que cantaba muy bien en bolsa.
Entonces los dilemas del mundo empezaron a resumirse en titulares a 33 rpm y para entonces tú y yo no teníamos nada, nada mejor que hacer que agonizar de amor entre la basura familiar que Diógenes llevó a los edificios de viviendas protegidas nunca hasta entonces tan desprotegidas.
La cuestión no era por qué Jimmy venía sangrando de vez en cuando ni por qué todos sus amigos abandonaban el instituto(aunque todos leían compulsivamente a Kerouac y a Panero )sino por qué aquellos chicos aceptaban trabajos de mierda para adquirir aquella ropa importada, mejorar las motos y lucir impecables trajes de chaqueta cortos beatlelianos.
Porque en otra parte de la ciudad, otros estudiaban derecho o económicas ,se uniformaban con zapatos naúticos, lacoste burdeos y levis azules para ocupar la parte este de la movida y beber cerveza con pajita.
Pero, vosotros, la élite del barrio, la marca del buen gusto proletario, los adonis mods que sonaban por todas las partes del cuerpo,los chicos tentados por algún portazo..gastábais casi todo el miserable sueldo-taller en estilo.
El caso que te gustaba mi corte de pelo y como cantaba el down on the tube station at midnight ohhhhhh y cómo te hablaba de las cosas que me importaban que supieras y las que callaba por temor a hacerte más sabio.
A ti te gustaba mi corte de pelo. Si.
Creo que nada nos hizo tan auténticos como una tijera y un tocadiscos.
Hoy los urbanistas emergentes trajeron tu recuerdo y su época.
Por eso me pregunté por tu futuro. Ese que te has trabajado a solas.
Y... pregunto porque preguntar es devenir y, en esa realidad sobre la que indago ,aparece tu barrio ...
ese barrio que seguro has "gentrificado" sólo por una cuestión de estética.