Tú mismo, entre todos los seres
"Nada ni nadie en este mundo podría matar este amor que siento por ti.
He sometido toda mi individualidad, toda la esencia de mi ser a ti.
Te he entregado mi cuerpo hora tras hora para que lo trates como tu desees, para cortarlo en piezas si eso hubiera sido tu voluntad.
Todas las vallas de la imaginación he dejado descubiertas para ti.
No hay recinto en mi mente donde tu no hayas penetrado.
Me he confiado a ti, te he cuidado, he dormido contigo y me encantaría contarle al mundo que clamo por ti...tu eres mi amante y yo soy tu mujer, y los reinos, imperios y gobiernos han temblado y sucumbido antes frente a esa poderosa combinación.
La más poderosa del mundo”
Vita Sackville West to Violet Trefusis
Marzo, 1919